Enfermedad Renal Crónica Y Diabetes

La Enfermedad Renal Crónica (ERC) es aquella caracterizada por alteraciones en la estructura y la función de los riñones, durante un periodo superior a 3 meses.

Los hallazgos que se consideran como daño renal son:

  • Presencia de proteínas a nivel de la orina.
  • Anormalidades en el parcial de orina tales como presencia de sangre, proteínas o glucosa.
  • Anormalidades a nivel de los electrolitos (alteraciones en el potasio, sodio, fosforo, calcio) u otras anormalidades que indiquen enfermedad a nivel de la microestructura del riñón.
  • Anormalidades histológicas detectadas en una biopsia del riñón por medio del estudio microscópico.
  • Anormalidades del riñón evidenciados por un estudio ecográfico, tomográfico u otro estudio de imagen.
  • Antecedentes de trasplante renal
  • Tasa de filtrado glomerular (función renal estimada a través del reporte de creatinina en sangre) menor a 60mL/min.

La ERC es causada  principalmente por 2 enfermedades: La hipertensión arterial (HTA) y la diabetes mellitus (DM). La diabetes representa la primera causa de enfermedad renal crónica en muchas partes del mundo. La diabetes es también la principal causa de enfermedad renal crónica terminal con requerimiento de diálisis en el mundo.

La DM se define como una enfermedad que genera elevación de los niveles de glucosa en sangre. Esta se produce por falta de insulina en el cuerpo en el caso de la DM tipo 1 o como la resistencia del organismo a recibir la insulina como es el caso de la DM tipo 2.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que regula el azúcar en la sangre a través del ingreso del azúcar a la célula para producir energía. Esto implica que la alteración en la concentración o acción de esta hormona traiga como consecuencia el incremento de la glucosa en la sangre.

La diabetes afecta muchos órganos, pero uno de los órganos más frecuentemente afectados es el riñón. A este daño se le conoce mundialmente como nefropatía diabética. Se sabe a nivel mundial que del 40 al 60% de los pacientes con diabetes cursan con algún grado de daño de la función renal.

1

Los síntomas de afección renal pueden ser tempranos: proteínas en la orina (conocido como microalbuminuria), ir mucho al baño de noche (por el efecto diurético de la glucosa), elevación de la presión arterial, como también pueden ser tardíos, tales como: Hinchazón de tobillos, calambres, aumento de los niveles de úrea en sangre, BUN, creatinina, aparición de debilidad y cansancio, náuseas y vómito, palidez de las mucosas y la piel.

¿Porque la diabetes afecta a los riñones?

  • Componente genético (heredados de familiares)
  • Los riñones filtran en exceso por acción directa de la glucosa alta (fenómeno conocido como hiperfiltración).
  • Crecimiento anómalo de los riñones, pues los riñones aumentan de tamaño por exceso de azúcar en la sangre (glomerulomegalia).
  • Hay fibrosis y atrofia de los riñones cuando la enfermedad no se controla tempranamente.
  • Hay exceso de algunas sustancias como la renina, angiotensina y aldosterona, los cuales hacen que el riñón trabaje en exceso, se inflame y se envejezca tempranamente (expansión mesangial y formación de nódulos).
  • La azúcar alta produce inflamación a nivel de la microestructura del riñón y túbulo intersticial.

¿Cómo diagnosticamos la diabetes y la afección renal?

  • Pruebas de laboratorio tales como: Pruebas de sangre para medir glucosa en ayuno y posterior a carga de glucosa, medición de niveles hemoglobina glicosilada. Evidencia en orina de glucosa o de proteínas.
  • Síntomas como: Ir al baño frecuentemente a orinar, mucha sed, ansiedad de comer, pérdida de peso, ennegrecimiento de los pliegues de la piel (acantosis nigricans).
  • En la evaluación médica: Elevación del peso o la presión arterial, alteraciones al evaluar el fondo de ojo.
  • Pruebas complementarias como la biopsia renal aunque generalmente el médico le indicará que usted sufre una nefropatía diabética con un análisis cuidadoso de la historia clínica, en muchas oportunidades sin necesidad de biopsia renal.

¿Cómo se trata la Enfermedad Renal Crónica producida por diabetes?

2

  • Dieta: Comidas con muy bajo contenido en sal. Disminuir, alimentos ricos en glucosa como lácteos, harinas, pan, galletas, embutidos, quesos duros, papas fritas, caldos y sopas comerciales, alimentos enlatados. Disminuir harinas y todos los alimentos ricos en carbohidratos.
  • Ejercicio, recomendado de inicio 30 minutos diarios, al menos 5 veces por semana.
  • Bajar de peso.
  • Control de la presión arterial: mantener la presión idealmente por debajo de 130/80 mmHg.
  • Evitar automedicación, especialmente analgésicos no esteroideos (AINES: Ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco).
  • Detectar y tratar las infecciones de forma temprana.
  • NO FUME.
  • Medicamentos para el control de la diabetes: Casi siempre en primera instancia se utilizan medicamentos administrados por vía oral para bajar la azúcar en sangre tales como la metformina, glibenclamida, linagliptina, entre otros de acuerdo al grado de deterioro del riñón (ya que cuando la función de los riñones está muy alterada algunos medicamentos no se deben usar). También se utilizan otros fármacos para disminuir la excreción de proteínas por la orina (que tiene un importante efecto deletéreo), tales como enalapril, captopril, losartan, valsartan, entre otros. De igual forma si la condición clínica lo amerita y no se logra un adecuado control con medicamentos vía oral se planteará la posibilidad de utilizar terapia con insulinas que favorezcan un adecuado control de los niveles de glucosa en sangre.

En conclusión, la DM es una enfermedad que genera un alto riesgo de compromiso a nivel de los riñones. La mejor medida para evitar la aparición y progresión del daño renal es un adecuado control de los niveles de glucosa en sangre, siendo este sin duda el pilar fundamental del tratamiento. Esto amerita que el tratamiento que reciba el paciente sea un tratamiento multidisciplinario de la mano no solo de un profesional en medicina si no requiriendo un adecuado soporte nutricional, psicológico y social que permita abordar todos los aspectos sociales y familiares asociados a la enfermedad y teniendo como eje fundamental de estos aspectos al paciente y su compromiso por el control adecuado de su enfermedad.

La unidad renal NEFROUROS contamos con especialistas en el manejo de la diabetes así como con un equipo multidisciplinario completo orientado al trabajo en equipo en donde el eje central de las actividades siempre es el paciente. En NEFROUROS controlamos la diabetes, sirviendo con el alma.

José Abrahám Andrews

Médico Internista Nefrólogo

Unidad Renal SES SALUD – Sede Yopal

Comparte esto:

9Eb67Q87